Un foro dedicado a aquellos que disfrutan escribiendo y leyendo ^^
 
ÍndiceMiembrosConectarseRegistrarse
Mejores posteadores
Ringo
 
Zakura Vulturi
 
sasame
 
I_Love_Kiro (Kirina)
 
Jane M Weasley
 
Jake Mate
 
kerry
 
Yuko
 
Neku
 
ashura_flourite
 
Últimos temas
» Los Protegidos
Sáb Abr 03, 2010 4:06 am por Jake Mate

» SE BUSCA!!!!!!!
Sáb Mar 27, 2010 3:06 pm por Ringo

» I need Traductores y editores!!!
Jue Mar 25, 2010 12:12 pm por Ringo

» Mishima Kazuhiko
Vie Mar 19, 2010 3:25 pm por Ringo

» Decendiendo del paraiso...Heaven!
Miér Feb 24, 2010 7:05 pm por Zakura Vulturi

» Asociación de palabras
Miér Feb 24, 2010 5:17 am por Zakura Vulturi

» Aqui va una cantante que sus letras tratan de amor -Taylor Swift
Mar Feb 23, 2010 7:05 pm por Heaven

» Takumi Kun Series (Peli Shonen Ai)
Mar Feb 23, 2010 6:24 am por Zakura Vulturi

» Jessica´a guide!!!
Lun Feb 22, 2010 8:29 am por Zakura Vulturi


Comparte | 
 

 Saga Succubus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ringo
Lucifer
avatar

Cantidad de envíos : 372
Fecha de inscripción : 02/08/2009
Edad : 29
Localización : Arbol del paraíso
Empleo /Ocio : Tentar a los ángeles
Humor : Sádico
Femenino


MensajeTema: Saga Succubus   Lun Ago 10, 2009 4:37 pm

Spoiler:
 
Nombre: Succubus Blues
Autor: Richelle Mead

Si lo quieren leer el blog http://thedarktwins.blogspot.com/ lo esta traduciendo y creo que ya tienen los dos primeros libros ^^ lo se porque yo ayude a traducirlos XD



Sinopsis:
-Súcubo (sustantivo): Demonio con la habilidad de cambiar de forma capaz de seducir y dar placer a los hombres mortales.
-Patético (adjetivo): Un súcubo con unos zapatos maravillosos y con una nula vida social.
-Ambas cosas: Georgina Kincaid
Si hablamos de trabajos infernales, ser un súcubo parece ser bastante glamuroso. Una chica que se puede convertir en todo lo que le venga en gana, el guardarropa es ideal de la muerte, y los hombres harían cualquier cosa por tocarte. Bueno vale, a veces ellos pagan con sus mismas almas por ese privilegio pero, ¿para qué nos vamos a poner tan tiquismiquis?Pero la vida en Seattle de la súcubo Georgina Kincaid no es tan exótica como parece. Su jefe es un demonio de nivel medio que tiene un "no sé qué" con las películas de John Cusack. Sus mejores amigos inmortales no paran de gastarle bromas sobre su condición. Y no es capaz de tener una cita decente sin absorber parte de la vida del tío con el que en ese momento esté saliendo. Al menos tiene su trabajo "de día" en una librería (con los consiguientes libros gratis), sus cafés de moca y chocolate blanco, y un fácil acceso al sexy escritor de bestsellers Seth Mortensen o, lo que es lo mismo, Don-daría-cualquier-cosa-por-tocarle-pero-no-puedo.Pero soñar con Seth va a tener que esperar, porque algo malvado está sucediendo en el subterráneo mundo demoníaco de Seattle. Y por una vez, todos sus calientes encantos e ingeniosas ocurrencias no le van a servir de nada, porque Georgina está a punto de descubrir que existen algunas criaturas que ni el infierno ni el cielo quieren en sus filas.

_________________


-Tentación- El mejor Fic de CB del mundo!!!
¡¡¡Loca fanática de los Fics de Kirina!!!


Volver arriba Ir abajo
http://oscuridaddeseada.blogspot.com/
Ringo
Lucifer
avatar

Cantidad de envíos : 372
Fecha de inscripción : 02/08/2009
Edad : 29
Localización : Arbol del paraíso
Empleo /Ocio : Tentar a los ángeles
Humor : Sádico
Femenino


MensajeTema: Re: Saga Succubus   Lun Sep 21, 2009 6:28 pm

aqui pongo el capi 1 para ver si os gusta y abriros boca ^^

CAPITULO 1

Traducido por reprisse



Las estadísticas muestran que la mayoría de los mortales venden sus almas por cinco razones: cookies, dinero, poder, venganza y amor. En ese orden.

Supongo que debería estar tranquila, entonces, yo estaba aquí afuera ayudando “The Number One” pero toda la situación solo me hacía sentir… bien, sucia. Y proviniendo de mí, eso era algo.

· The Number One, en el libro original esta en español.


Tal vez ya no podía empatizar mas, reflexione. Ha pasado mucho tiempo. Cuando yo era virgen, la gente todavía creía que los cisnes podían preñar a las chicas.

Cerca, Hugh esperando pacientemente con el objetivo de dar mi brazo a torcer. Metió sus manos al interior de sus muy estrechos pantalones beige, apoyándose contra el gran marco de su Lexus. “no veo cual es el gran problema. Tú haces esto todo el tiempo”.

Eso no era exactamente la verdad, pero nosotros dos sabíamos lo que quiso decir. Lo ignore, en cambio hice un gran espectáculo sobre estudiar mi entorno, no como si eso mejorara mi humor. Los suburbios siempre me molestaban. Casas idénticas. Céspedes perfectos. Demasiado presuntuoso. En algún lugar de la noche, un perro se negaba a dejar de ladrar.

“No hare esto”, dije finalmente. “inclusive yo tengo estándares”.

Hugh resoplo, expresando su opinión sobre mis estándares.

“Está bien, si esto te hace sentir mejor, no pienses en esto en términos de condenación. Piensa en ello como un caso de caridad”.

“Un caso de caridad?”

“Seguro”.

El saco su PocketPC, buscando rápidamente como un erudito en negocios, a pesar del ajuste poco ortodoxo. No, como si me hubiese sorprendido. Hugh era como un diablillo profesional, un maestro en conseguir mortales que vendieran sus almas, un experto en contratos y las lagunas jurídicas que harían a cualquier abogado estremecerse de la envidia.

· PocketPc es un ordenador de bolsillo capaz de grabar, enviar y recibir e-mails, mostrar archivos, msn, navegar por la web, etc.


El era también mi amigo. Lo que le dio un nuevo significado a “con amigos como estos… solo dios sabe”.

“Escucha estas estadísticas”, continuo. “Martin Miller”. Hombre, por supuesto. Caucásico. No practicante luterano. Trabaja en una tienda de video juegos en el mall. Vive en el sótano- de la casa de sus padres”.

“Jesús”.

“Te lo dije”

“caridad o no, todavía parece tan… extremo. Repite, cuántos años tiene?

“treinta y cuatro”.

“Ew”.

“Exactamente. Si fueras así de viejo y no hubieses obtenido nada, también buscarías medidas desesperadas”. El miro hacia abajo, a su reloj. “entonces vas hacer esto o no?”.

Sin duda yo retenía a Hugh de su cita con alguna caliente mujer, con la mitad de su edad – por lo cual desee decir, por supuesto, la edad de Hugh miro. En realidad, el empujaba un siglo.

Coloque mi bolso en el suelo y le di un vistazo de advertencia. “me debes”.

“Lo hago”, admitió. Este no sería mi usual concierto, gracias a dios. El diablillo normalmente “externalizaba” esta clase de cosas pero había tropezado con algún tipo de problemas de planificación esta noche. No podía imaginar que él normalmente tuviese que hacer este tipo de cosas.

· Externalizacion es cuando una empresa contrata a otra para hacer algún tipo de trabajo.


Comencé actuar hacia la casa, pero él me detuvo. “Georgina?”.

“Si?”.

“Hay… una otra cosa…”

Me voltee, desagradándome el tono en su voz. “si?”.

“El, umm, el tipo tenía una petición especial”.

Levante una ceja y espere.

“Como tú puedes ver, eh…, el es realmente un todo, como, una cosa mala. Tu sabes, las cifras, si el vende su alma al diablo por así decir, el debe perder su virginidad con una, no lo sé, demonio o algo así”.

Lo juro, hasta el perro dejo de ladrar ante eso. “tu estas bromeando?”.

Hugh no respondió.

“Yo no—no. De ninguna manera. Yo no voy—“

“Vamos, Georgina. No es nada. Un florecer. Humo y espejos. Por favor? Haz esto por mi?”. El se volteo melancólicamente, engatusándome. Difícil de resistir. Como dije, era bueno en su trabajo. “realmente estoy en un punto muerto… si pudieras ayudarme aquí afuera… significaría mucho para mí…”.

Gemí, incapaz de rechazar esa patética mirada en su amplia cara. “si alguien se entera de esto--“.

“Mis labios están sellados”. En realidad, tenía la audacia de hacer la imitación de cierre.

Me agache resignada y desabroche las correas de mis zapatos.

“Que estás haciendo?” pregunto.

“estos son mis Bruno Maglis favoritos. No los quiero cuando me absorba el cambio”.

· Bruno Maglis nombre e importante marca de zapatos.


“Si, pero… tu puedes cambiar de forma de nuevo”.

“Ellos no serán lo mismo”.

“Ellos pueden. Tú puedes hacer que ellos hagan lo que tú desees. Esto es solamente una estupidez”.

“Mira”, exigí, “quieres estar aquí afuera hablando de zapatos, o quieres que vaya y haga al hombre perder su virginidad?”.

Hugh mantuvo su boca cerrada y gesticulo hacia la casa.

En puntillas salí fuera del césped, las hojas cosquilleaban en mis pies desnudos. El patio trasero que conducía al sótano estaba abierto, tal como Hugh había prometido. Me permití entrar en la casa durmiente, esperando que ellos no tuviesen un perro, con desazón preguntándome como había alcanzado un punto tan bajo en mi existencia. Adaptándome a la oscuridad, mis ojos comenzaron a discernir las características de una confortable habitación de clase media: sofá, televisión, libreros, y un pasillo que continuaba hacia la el costado derecho.
Regrese por el pasillo, dejando mi apariencia (cambio –de- forma) y camine. La sensación fue tan familiar, de manera natural para mí, por lo que yo no necesitaba ver mi exterior para saber que estaba sucediendo. Mi pequeño cuerpo aumento en alto, la complexión esbelta quedándose aun esbelta pero tornándose aun más delgada, con un borde más duro. Mi piel blanca palideció hasta morir, sin dejar rastro de su tenue bronceado. El cabello, que llegaba a la mitad de mi espalda, mantuvo su misma longitud, pero se oscureció a un negro azabache, la fina ondulación se volvió lisa y gruesa. Mis senos—impresionantes para la mayoría de las normas se volvieron aun más grandes, rivalizando con las heroínas de los comics, este tipo indudablemente había crecido con ellas.

En cuanto a mi ropa… bueno, bien lejos se fueron los lindos pantalones y blusa Banana Republic. Botas altas hasta los muslos negras y de cuero aparecieron sobre mis piernas, junto con su correspondiente correa y arriba una falda en la que yo nunca podría haberme inclinado. Alas puntiagudas, cuernos, y un látigo complementaron el paquete.

· Banana Republic tienda de ropa


“oh señor”, murmure, accidentalmente topándome en todo efecto con el pequeño y decorativo espejo. Yo no esperaba nada de los comunes demonesses que se conocía sobre este tema. Era realmente “elegante”. Volteándome del insultante espejo, camine hacia abajo por el pasillo, hacia mi destino: una puerta cerrada con una señal amarilla de HOMBRES TRABAJANDO sujetada a ella. Pensé que podía escuchar débiles sonidos de un video juego que emitía señales del mas allá, aunque tales ruidos se silenciaron inmediatamente cuando golpee.
· Demonesses mujeres demonios


Un momento después, se abrió la puerta, y me pare frente a un hombre de cinco y 8 pies de largo con la longitud del hombro, arreglando rápidamente el sucio cabello rubio hacia arriba. Un gran y peludo vientre se asomo debajo de su camiseta de Homero Simpson, sujetando un paquete de papas fritas en una mano.
· 5,8 pies equivales a 1.6 metros de alto ¬¬


El paquete cayó al suelo en cuanto me vio.

“Martin Miller?”

“S-si”, casi sin aliento.

Golpee con el látigo. “estas listo para jugar conmigo?”

Exactamente 6 minutos más tarde, deje la residencia Miller. Aparentemente 34 años no hace mucho por la resistencia.

“Whoa, eso fue rápido”, señalo Hugh, al verme caminar a través del patio. Se apoyo de nuevo contra el auto, fumando un cigarrillo.

“Mierda, no. Tienes otro de esos?”.

El sonrió abiertamente y me entrego su cigarrillo, dándome una mirada. “te ofenderías si dijera que tus alas me calientan?”.

Tome el cigarrillo, estrechando mis ojos hacia él cuando inhale. Con una rápida verificación comprobé que nadie estuviese por los alrededores, y cambie mi (cambio -de- forma) a mi forma habitual.

“Me debes en grande”, le recordé, colocando de nuevo los zapatos.

“Lo sé. Por supuesto, aunque algunos podrían argumentar que eres tu quien me debe. Podrías obtener un lindo arreglo de esto. Mejor al que estas acostumbrada”.

Yo no podía negar eso, pero no tenia que sentirme bien acerca de eso tampoco. Pobre Martin. Idiota o no, comprometer su alma a la condenación eterna era el precio a pagar que el infierno pedía por seis minutos.

“Quieres tomar un trago?” Hugh ofreció.

“No, es muy tarde. Me voy a casa. Tengo un libro que leer”.

“Oh, claro cuando es el gran día?”

“mañana”, yo proclame.

_________________


-Tentación- El mejor Fic de CB del mundo!!!
¡¡¡Loca fanática de los Fics de Kirina!!!


Volver arriba Ir abajo
http://oscuridaddeseada.blogspot.com/
Ringo
Lucifer
avatar

Cantidad de envíos : 372
Fecha de inscripción : 02/08/2009
Edad : 29
Localización : Arbol del paraíso
Empleo /Ocio : Tentar a los ángeles
Humor : Sádico
Femenino


MensajeTema: Re: Saga Succubus   Lun Sep 21, 2009 6:30 pm

Continuacion del capi 1


El diablillo rio en silencio a mi adoración por mi héroe. “el solo escribe la ficción establecida, sabes. Apenas es un Nietzsche o Thoreau”.

· Nietzsche filosofo alemán “Dios ha muerto, todos somos sus asesinos”
· Thoreau filosofo anarquista “Como si pudiera matar el tiempo sin insultar a la eternidad!”


“Oye, una no tiene que ser surrealista o trascendental para ser un gran escritor. Yo debería saberlo; he visto unos cuantos durante los años”.

Hugh gruño ante mi aire soberbia. Dándome una fingida reverencia. “Lejos de mi esta el discutir con una dama acerca de su edad”.

Le di un beso rápido en la mejilla, entonces camine 2 cuadras de donde yo había aparcado. Estaba abriendo la puerta del auto cuando lo sentí: la cálida sensación de hormigueo, indicando que otro inmortal cerca. Vampiro, registre, a un solo milisegundo antes de que el apareciera a mi lado. Diablos, ellos se movían rápido.

“Georgina, mi bella, mi dulce succubus, mi diosa de las delicias”, entono, colocando sus manos sobre su corazón dramáticamente.
Genial. Justo lo que necesitaba. Duane era posiblemente el más odioso inmortal que jamás conocí. Tenía su cabello rubio afeitado encerrado en un olor alcohol y como de costumbre, demostró un gusto terrible sobre moda y desodorante.

“Márchate, Duane. No tengo nada que decirte”.

“Oh vamos”, gimió, el zigzagueo su mano para mantener la puerta cuando trate de abrirla. “Inclusive tú no puedes jugar hacer tímida esta vez. Mírate. Estas positivamente brillante. Buena caza, eh?”.

Fruncí el ceño ante la referencia hacia la energía vital de Martin, conociendo eso debe estar describiéndome. Obstinadamente trate de forzar mi puerta contra la presión de Duane. No tuve suerte.

“El estará inconsciente durante días, ves lo hermoso de ello”, añadió el vampiro, acercándose estrechamente hacia mí. “Sin embargo, imagino que cualquiera quien fuese disfrutara el viaje tanto como tu al infierno”. El me dio una sonrisa lacia, apenas revelando sus dientes puntiagudos. “el debió haber sido alguien bastante bueno para ti, si te ves tan caliente como te ves ahora. Que paso? Pensé que tu solo jodias la escoria de la tierra. Verdaderos idiotas”.

“cambio de política. No quise darte falsas esperanzas”.

Sacudió su cabeza apreciativamente. “o Georgina, tu nunca decepcionas-tú y tus ocurrencias. Pero entonces, siempre he tratado con putas que saben hacer un buen uso de sus bocas en o fuera del trabajo”.

“Vamos”, me enfurecí, tirando con más fuerza la puerta.

“Por qué tanta prisa?” Tengo derecho a saber que hacían el diablillo y tú por aquí. El lado este es mi área”.

“No tenemos que cumplir con sus normas y sabes eso”.

“Aun así, la cortesía común dicta que cuando tu estas en el vecindario-literalmente, en este caso-al menos debes decir hola”.

Además, como es que nunca salimos? Me debes un momento. Pasas bastante tiempo con los otros perdedores”.

Con perdedores, el se refería a mis amigos y los únicos vampiros decente que yo alguna vez había encontrado. La mayor parte de los vampiros-como-Duane eran arrogantes, carentes de habilidades sociales y obsesionados con la territorialidad. No a diferencia de muchos hombres mortales que yo había conocido.

“Si tu no me dejas ir, vas a prender toda una nueva definición de “cortesía común”.

Está bien, eso fue una estúpida y falsa línea de acción de película, pero era lo mejor que yo podía levantar sobre el terreno. Hice mi voz sonar tan amenazador como fuera posible, pero era puro alarde y el sabia eso. Los succubus fueron dotados con el carisma y el cambio-de-forma; los vampiros súper fuerza y velocidad. Lo que significaba que uno de nosotros se mesclaba mejor en las fiestas y la otra que podía romper la muñeca de un hombre con un solo apretón de mano.

“En realidad me estas amenazando?” Pasando juguetonamente una mano a lo largo de mi mejilla, haciendo que el cabello de mi cuello quedara de una mala manera. Me retorcí. “eso es adorable. Una manera de despertar. De hecho creo que me gustaría verte en la ofensiva. Tal vez si solo te comportas como una buena chica-Ow! Tu, pequeña puta!”.

Con sus dos manos ocupadas, tuve mi pequeña oportunidad. Una breve ráfaga de cambio-de-forma y garras agudas de tres pulgadas aparecieron en mi mano derecha. Arañe con ellas su mejilla. Sus reflejos superiores no me dejaron llegar muy lejos con el gesto, pero logre dibujar una línea de sangre antes que se apoderara de mi mano y la cerrara de golpe contra el auto.

· Tres pulgadas equivalen a 7.5cm


“Cual es el problema? No es suficiente ofensiva para ti?”. Me maneje a través del dolor. Con más líneas falsas de película.

“Lindo, Georgina, muy lindo. Veremos como de linda eres por el momento, yo—“.

Las luces brillaron tenuemente por la noche cuando un auto giro en la esquina de la siguiente cuadra y se dirigieron hacia nosotros. En aquella fracción de segundo, pude ver la indecisión en el rostro de Duane. Nuestro Tête-à-tête seria, sin duda, observado por el conductor. Mientras Duane fácilmente podría matar una intervención mortal —diablos, es lo que hacía para vivir— pero tener que matar acusa del acoso sexual hacia mí, no se vería bien frente a nuestros superiores. Incluso un idiota como Duane pensaría dos veces antes crear tal agitación de trabajo administrativo.

· Tête-à-tête es francés, lo que se traduce como cabeza a cabeza o como un cara a cara.


“Hemos terminado”, acabo, liberando mi muñeca.

“Oh, creo que lo hicimos”. Yo podía sentirme más valiente ahora que la salvación estaba en camino”. “la próxima vez te acerques a mi será la última”.

“Estoy temblando de miedo”, el sonrió. Sus ojos brillaron una vez más en la oscuridad y luego desapareció, moviéndose al interior de la noche al igual que el auto que acababa de pasar. Gracias a dios por cualquier compromiso o helado de vainilla que hubiese traído aquel conductor esta noche.

No perdiendo mas el tiempo, entre en mi auto y me fui, deseosa de estar de vuelta en la ciudad. Trate de ignorar el temblor de mis manos en el volante, pero la verdad de las cosas que Duane me aterrorizaba. Yo le había dicho muchas veces en la presencia de mis amigos inmortales, pero hablando con él a solas en la oscuridad de la calle era una cuestión completamente diferente, porque todas mis amenazas habían sido vacías.

De hecho, aborrezco la violencia en todas sus formas. Supongo que esto proviene de haber vivido en los periodos de la historia con los niveles más altos de crueldad y brutalidad que nadie en el mundo moderno podría incluso comprender. A las personas les gusta decir que ahora vivimos en tiempos violentos, pero no tienen idea. Claro, había una cierta satisfacción hace siglos de ver a un violador castrado rápidamente por sus crímenes, sin el infinito drama del tribunal o una temprana liberación por “buena conducta”. Lamentablemente, los que participan en la venganza y la justicia por sus propias manos no saben donde trazar la línea, por lo cual yo tomaría la burocracia del sistema judicial moderno cualquier día.

Recordando como el conductor dio una carrera por un helado de vainilla, decidí que un pequeño postre haría algo bueno por mí también. Una vez que estaba de regreso en Seattle, me detuve en una tienda de comestibles 24 horas, descubriendo que alguna mente maestra de marketing había creado el helado sabor tiramisu. Tiramisu y helado. El ingenio de los mortales nunca deja de sorprenderme.

Cuando estaba a punto de pagar, pase por una muestra de flores. Eran baratas y un poco andrajosas, pero vi como un joven hombre entro nerviosamente y las examino. Al fin selecciono algunos retoños otoñales coloreados y se las llevo. Mis ojos lo siguieron melancólicamente, un tanto celosa de cualquier muchacha que las consiguiera.

Como Duane había notado, yo por lo general me alimentaba de perdedores, tipos por los cuales no tenia que sentirme culpable acerca de lastimar o dejar inconscientes por algunos días. Aquella clase no enviaba flores y por lo general evitaba la mayor parte del tiempo gestos románticos totalmente. Los tipos que realmente enviaron flores, bueno, los evite. Por su propio bien. Eso estaba fuera del carácter de un succubus, pero estaba demasiado cansada de preocuparme acerca de la propiedad de alguien más.

Sintiéndome triste y sola, tome un ramo de claveles rojos para mí, pagando por ellas y el helado de crema.

Cuando llegue a casa, mi teléfono estaba sonando. Dejando mi mercancía, eche un vistazo al identificador de llamadas. Llamada desconocida.

“Mi señor y maestro”, le conteste. “que era un final perfecto para mi noche perfecta”.

“Ahorra tus chistes, Georgie. Porque estabas jodiendo con Duane?”.

“Jerome, yo-que?”.

“El acaba de llamar. Dijo que lo estabas fastidiando”.

“fastidiando? A él?” la indignación surgió dentro de mí. “el empezó! El se acerco a mí y-“

“Lo golpeaste?”

“Yo…”

“Lo hiciste?”

Suspire. Jerome era el Archdemon de la mayor jerarquía del mal en Seattle, también era mi supervisor. Es su trabajo dirigirnos a todos nosotros, se asegura que hemos hecho nuestros deberes y nos mantiene a línea. Como cualquier demonio perezoso, prefiere que le creemos el menor trabajo como sea posible. Su molestia era casi palpable por la línea telefónica.

· Archdemon es una palabra compuesta entre ángel y demonio, debe referirse a un ángel caído.


“Me cobre al golpearlo. En realidad, fue más un desliz”.

“Ya veo, un desliz y lo amenazaste también?”.

“Bueno, sí, eso creo, si deseas argumentar la semántica, pero Jerome, vamos! El es un vampiro. No puedo tocarlo. Tu sabes eso”.

El Archdemon dudo, al parecer, considerando el resultado de mí yendo cara a cara contra Duane. Debí de haber perdido en la hipotética batalla ya que escuche exhalar a Jerome un momento más tarde.

“Si. Supongo. Pero no lo provoques nunca más. Tengo suficiente trabajo ahora mismo sin niños teniendo una pelea de gatos”.

“Desde cuando trabajas?”. Niños de hecho.

“Buenas noches, Georgie. No te enredes de nuevo con Duane”.

El teléfono desconecto. Los demonios no eran grandes en una pequeña charla.

Me colgó, sintiéndome muy ofendida. No podía creer que Duane hubiese farfullado sobre que yo era el chico malo. Peor, Jerome pareció creerle. Al menos al principio. Esto probablemente me perjudico porque, aparte de mis hábitos de perezosa-succubus yo siempre disfrutaba de una especie de indulgencia, en el rol de "mascota del maestro" con el Archdemon.

La búsqueda de consuelo me llevo al helado que estaba fuera de mi habitación, cambiando mi ropa por una suelta camisa de dormir. Aubrey, mi gata, se levanto de donde estaba durmiendo al pie de mi cama y se estiro.
“No puedo acostarme”, le dije, sofocando un bostezo. “tengo que leer primero”.

Desdoble la esquina de la hoja de mi libro, recordándome de nuevo que finalmente me encontraría con mi autor favorito en la firma de mañana. La escritura de Seth Mortensen siempre me hablaba, despertaba algo dentro de mí que ni siquiera sabía que estaba durmiendo. Su actual libro, El Pacto de Glasgow, no podía aliviar la culpa que sentía sobre lo que había pasado con Martin, sin embargo llenaba el vacio de dolor. Me asombraba que los mortales, viviendo un tiempo tan corto, pudieran crear cosas tan maravillosas.

“Nunca cree algo cuando era mortal”, le dije a Aubrey cuando termine cinco páginas.

Ella se froto contra mí, ronroneando con compresión y yo aun estaba lo bastante consiente como para guardar el helado en su sitio antes de derrumbarme de nuevo en la cama y dormir.

Fin Capítulo
.

_________________


-Tentación- El mejor Fic de CB del mundo!!!
¡¡¡Loca fanática de los Fics de Kirina!!!


Volver arriba Ir abajo
http://oscuridaddeseada.blogspot.com/
Zakura Vulturi
Nebiros
avatar

Cantidad de envíos : 309
Fecha de inscripción : 08/09/2009
Edad : 29
Localización : En mi harem junto a mis chicos xDD
Empleo /Ocio : Estudiante Universitaria
Humor : Siempre le encuentro lo divertido a la vida
Femenino


MensajeTema: Re: Saga Succubus   Lun Feb 22, 2010 8:21 am

Ahhhhhhhhh
yo escribiendo sobre ser una sucubus
sin saber como debo manejarme xD
explico
estoy en un team q habla de estos personajes
debo seguir una historia (realizando caps al = q otros)
q parece q nunca temdra fin
no obstante, me recomendaron q primero leyese este libro
....
cosa q no he podido hacer xq no me dan los tiempos
xD, me ha ayudado mucho la sinopsis jefa ^^
grax, x los caps tambien ^^

_________________




SOLO DIOS PUEDE JUZGAR NUESTROS PECADOS
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Saga Succubus   

Volver arriba Ir abajo
 
Saga Succubus
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Saga El Cuervo
» pregunta sobre la saga "los inmortales"
» Lisa Kleypas-''FLOREROS'' saga
» Saga Fever o Fiebre de Karen Marie Moning
» Saga: Heroes del Olimpo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Desired DarknesS :: El rincón del escritor :: Literatura-
Cambiar a: